Realiza IMSS pruebas para diagnosticar alteraciones en el embarazo

Realiza IMSS pruebas para diagnosticar alteraciones en el embarazo

A través de un ultrasonido, una gota de sangre y la historia clínica, ginecobstetras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizan a mujeres embarazadas el tamizaje de primer trimestre, prueba predictiva que determina complicaciones potenciales desde el primer trimestre de gestación.

Con motivo del Día Mundial de la Obstetricia y la Embarazada, el doctor César Ruíz Cruz, jefe de departamento clínico del Hospital de Ginecología y Obstetricia número 4, explicó que esta prueba, única en el Seguro Social, se realiza entre la semana 11 y 13.6 del embarazo y se pueden predecir alteraciones cromosómicas, estados hipertensivos y partos prematuros.
Agregó que esta prueba se realiza bajo el modelo de un solo paso, esto es, que el mismo día que la paciente acude al HGO 4 se le realiza una historia clínica con enfoque de riesgo, se somete a pruebas bioquímicas y en un periodo de aproximadamente dos horas se le informa sobre una estimación de riesgo por alguna complicación asociada al embarazo.

La opinión del ginecobstetra

El ginecobstetra del IMSS, precisó que la predicción de este tamizaje permite establecer una vigilancia estrecha de aquellas pacientes con riesgo, también brinda la oportunidad de otorgarle a la paciente un tratamiento que permita retrasar la aparición de la enfermedad y además existe la certeza de cuál será la evolución del embarazo.
Indicó que la UMAE Hospital de Ginecología y Obstetricia número 4 del IMSS es pionero en cuanto a este modelo de atención predictivo y en un solo paso, acción mediante la cual el Instituto ha cambiado el enfoque y se adelanta a la prevención de los riesgos durante el embarazo.
El doctor Ruíz Cruz enfatizó que todas las mujeres referidas a esta unidad hospitalaria y que se encuentren dentro del primer trimestre de gestación son candidatas a la aplicación de esta prueba la cual no requiere de alguna preparación especial para llevarse a cabo.
Aquellas pacientes que tengan un riesgo bajo de complicación seguirán su control médico en la Unidad de Medicina Familiar o en su hospital de segundo nivel, sin embargo, quienes presenten alto riesgo se establecerá vigilancia individualizada con un seguimiento preventivo para diagnosticar oportunamente complicaciones y limitar los riesgos, acotó.