Fidel Pagés, descubridor de la epidural

Tenía apenas 20 años el joven médico Fidel Pagés Miravé cuando fue enviado a Melilla. Desembarca el 24 de julio de 1909. A los pocos días ocurre el llamado Desastre del Barranco del Lobo que dejará más de 150 muertos y 500 heridos, que vinieron a unirse a las muchas bajas ya sufridas en las semanas anteriores. Los hospitales civiles y militares de Melilla no dan abasto para atender a tantos hombres que precisan de asistencia médica, así que se habilitan para tal fin el Teatro Alcántara, el casino militar, escuelas y hasta casas particulares. El oficial médico Pagés no tiene un momento de sosiego.

El médicoFidel Pagés (Huesca, 1886 – Quintanapalla, 1923).

Es posible que sea en aquellos días de angustia y trabajo agotador cuando el doctor Pagés empiece a pensar que hace falta otro tipo de anestesia. El uso del cloroformo y el éter es delicado. Su administración requiere de personal muy cualificado y de un paciente en condiciones de poder soportar esas sustancias, o de otro modo su vida puede quedar muy seriamente comprometida.

Regresa a la península y al poco tiempo está otra vez en Melilla, donde demuestra que a pesar de su juventud tiene iniciativa y gran capacidad de innovación. Empieza modificando la dotación de las ambulancias de montaña y pronto se convierte en instructor de los reclutas destinados a la compañía de sanidad. Pagés estudia y mejora. Pone por escrito sus conclusiones y las publica para darlas a conocer, no sólo en el campo de la cirugía sino también, por ejemplo, en el control de epidemias en campaña. Por eso acude al XVI Congreso Internacional de Medicina celebrado en Budapest y allí obtiene general reconocimiento por los trabajos que presenta. Sigue leyendo

Un estudio realizado en Estados Unidos a más de 80.000 niños durante cuatro años muestra que la vacuna contra la tos ferina, el tétanos y la difteria no se relaciona con un mayor riesgo del trastorno autista en niños. 

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Centro Kaiser Permanente en California (Estados Unidos) a más de 80.000 niños nacidos durante un período de cuatro años ha demostrado que la vacuna del embarazo contra el tétanos, la difteria y la tos ferina no se asocia con un mayor riesgo de trastorno del espectro autista en los niños.

El estudio, publicado en Pediatrics, ha permitido a los investigadores analizar el hipotético vínculo entre la vacuna y el riesgo de autismo debido a la gran y diversa población de pacientes que formaron parte del estudio. Así pues, al demostrar que no existe riesgo, el estudio da la razón al Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización, que proporciona orientación sobre el uso de vacunas para los Estados Unidos, y que recomienda que las mujeres embarazadas reciban esta vacuna.

“Con la cada vez menor inmunidad contra la tos ferina en los Estados Unidos, se ha vuelto muy importante que las mujeres embarazadas se vacunen contra la tos ferina. Es una inmunidad que transmiten a su bebé al nacer. Las mujeres embarazadas pueden estar tranquilas con este estudio de que no hay indicios de un mayor riesgo de trastorno del espectro autista en los niños después de haber estado expuestos prenatalmente a la vacuna Tdap”, explica Tracy A.Becerra-Culqui, investigadora del Centro Kaiser.

Un estudio a más de 80.000 niños

El estudio llevado a cabo por los investigadores ha sido muy exhaustivo, analizando un total de 81.993 niños nacidos en los hospitales de Kaiser Permanente en el sur de California entre el 1 de enero de 2011 y el 31 de diciembre de 2014.

Entre las principales conclusiones, destaca que la tasa de incidencia de trastornos del espectro autista en los niños fue del 1,5% en el grupo vacunado con Tdap materna y del 1,8% en el grupo no vacunado materno. Los análisis de los datos extraídos mostraron que la vacunación con Tdap durante el embarazo no se asoció con un mayor riesgo de trastorno del espectro autista en los niños.

“El vínculo entre la vacunación y el desarrollo del autismo ha sido refutado por muchas investigaciones científicas rigurosas. Desafortunadamente, los conceptos erróneos todavía generan inquietudes”, ha añadido el autor principal del artículo, Hung Fu Tseng, del Departamento de Investigación y Evaluación.

Enlace externo

 

Fallecen once niños en un ensayo con sildenafilo para crecimiento intrauterino retardado

Un ensayo que evaluaba la eficacia de sildenafilo para evitar el crecimiento intrauterino retardado asociado a alteraciones placentarias ha sido interrumpido al registrarse once niños fallecidos en el grupo tratado frente a ninguno en el de control.

Once recién nacidos han fallecido en un ensayo holandés donde se estudiaba la administración de sildenafilo en gestantes para evitar el crecimiento intrauterino retardado por insuficiencia placentaria.

De las 93 mujeres que recibieron el fármaco, 17 tuvieron niños con trastornos pulmonares, y once murieron. En el grupo control, integrado por 90 mujeres a las que se administró placebo, se registraron tres neonatos con alteraciones respiratorias y ningún fallecimiento, según informa The Guardian.

El estudio se llevó a cabo en diez hospitales holandeses.

Según la citada fuente, se teme que el fármaco haya generado una presión arterial elevada en los pulmones de los niños, lo que conllevó un insuficiente aporte de oxígeno.

El responsable del estudio, Wessel Ganzevoort, del Centro Médico Académico de la Universidad de Ámsterdam, ha afirmado en una entrevista publicada en el periódico De Volkskrant que “queríamos mostrar que esto es una forma eficaz de promover el crecimiento de los niños, pero ha ocurrido lo opuesto. Estoy conmocionado. Lo último que quieres es dañar a tus pacientes”.

El obstetra ya se ha comunicado con otros investigadores canadienses que tenían en marcha un estudio clínico similar que lo interrumpan.

De hecho, son varios los estudios clínicos que estaban indagando en la utilidad de esta indicación del sildenafilo con conclusiones desiguales. Entre las publicaciones más recientes, el pasado diciembre, un grupo de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido, expuso en The Lancet Child & Adolescent Health los resultados obtenidos al estudiar a 135 embarazadas cuyos fetos presentaba crecimiento intrauterino retardado. Este trabajo no aportaba evidencias sólidas sobre la eficacia del fármaco, pero tampoco sobre los eventuales riesgos asociados.

El abogado experto en Derecho Sanitario Fernando Abellán explica las posibles responsabilidad derivadas de las muertes en este ensayo clínico.

Enlace externo

Nace el primer bebé del mundo fruto de un trasplante de útero

Este caso único ha sido posible gracias a la generosidad de una mujer hacia su hermana gemela, que nació sin útero a causa de una malformación congénita.

El primer bebé del mundo fruto de un útero trasplantado entre dos hermanas gemelas ha nacido en el Hospital Santa Orsola de Bolonia (Italia), encontrándose tanto la madre como el niño en «perfecto» estado de salud.

El alumbramiento, que ha sido por cesárea, supone el final de un caso que arrancó hace más de un año y en el que ha intervenido un equipo médico internacional dirigido por el ginecólogo sueco y director de la clínica Stockholm IVF, del Grupo Eugin, Mats Brännström. De hecho, Bränström es autor del primer trasplante de útero realizado en el mundo, que tuvo lugar en Suecia en el año 2014 y, desde entonces, ha realizado con éxito otros ocho más.

El trasplante también es pionero en lo que al tratamiento se refiere, ya que es el primero que se realiza sin medicación a base de inmunosupresores gracias a la perfecta compatibilidad genética entre donante y receptora, dos hermanas gemelas de origen serbio que viven en Italia.

Sigue leyendo

¿Una sanidad puntera con tecnología del siglo pasado?

Los equipos de tecnología sanitaria están obsoletos. Un nuevo estudio de Fenin muestra que el 25% tiene más de diez años de antigüedad. Los profesionales urgen un ‘plan renove’ y advierten de peores diagnósticos y mayores riesgos. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hace ahora cinco años que la patronal de empresas de tecnología sanitaria, Fenin, hizo saltar las alarmas avisando de que la crisis estaba lastrando la renovación de equipos de tecnología sanitaria. El parque tecnológico de los hospitales españoles obtuvo ya en aquel momento, en 2013, la etiqueta de obsoleto cuando se publicaron los datos que mostraban que el 60 por ciento de los equipos tenían más de 5 años de antigüedad, pese a que la recomendación internacional de Cocir era que no superasen esa edad más del 40 por ciento.

Cinco años después de saltar las alarmas no sólo no se han adoptado medidas, sino que la obsolescencia tecnológica de la sanidad española ha ido a más. La patronal Fenin ha remitido al Ministerio de Sanidad, en el marco de las negociaciones para elaborar el prometido plan renove de tecnología sanitaria, un nuevo estudio con datos a 2017, que constata si antes era el 60 por ciento de equipos el que superaba los 5 años de antigüedad, ahora ese porcentaje es ya del 70 por ciento. E incluso, uno de cada cuatro equipos tiene más de 10 años de antigüedad, frente a la recomendación internacional de no superar un 10 por ciento de equipos con más de 10 años.

Sigue leyendo